martes, 7 de diciembre de 2010

LA TREMENDA TREMELLA...

ASI EMPEZÓ TODO... Y ASÍ TERMINÓ...
Y ASÍ TAMBIÉN...LA TREMELLA FUCIFORMIS EN AROMA DE JAMÓN IBÉRICO EN TEXTURAS, SU CALDO Y HUEVO TRUFADO.


Hay ciertos platos, en los que partiendo practicamente de la nada, se logran resultados que en teoria deberían aparecer a la tercera o cuarta prueba. No es una cuestión de brillantez, en realidad, como de costumbre, el todo, sigue siendo el producto que sirve como punto de partida.
y ahí vino la sorpresa, con el producto en cuestión, la tremella fuciformis, tambien llamada, orejita blanca.
Cierta tarde hace unas semanas, fue Marta a comprar salsa de soja y wasabi a un pequeño kiosko de la Avenida de Italia, un kiosko de chinos, al que vamos habitualmente a proveernos de ciertos productos orientales, que mire usted por donde, son mucho más baratos que los que le compras a cualquier distribuidor. Con esto no pretendo tocarle los h.... a nadie, simplemente me hago eco de lo que hay en el mercado. Para muestra, un botón...tubito de wasabi, precio de distribuidor, 5,40; tubito de wasabi, precio del kiosko de chinos, 1,50. Sin comentarios...Por cierto, de la misma marca.
Pero volviendo al tema, que me lio, entre los muchos productos que alli se ofertan, marta se encontró con una cosa que no había visto antes, y encima a buen precio. Agarró el paquetito y se presentó en el restaurante con él.
El producto en cuestión, la seta, se presenta deshidratada, un poco amarillenta. Inmediatamente nos pusimos manos a la obra. La rehidratamos, y voilá!!!!!, se volvió blanca como la leche.
Recordé una receta de Quique Dacosta, una de esas que impacta, que no se olvida facilmente, la "GRASA DE JAMÓN AL DENTE", en la que la dichosa seta, es la protagonista. Basándome en la técnica del maestro, y en la combinación de sabores, nos hemos sacado esta entrada de la manga.
Como de costumbre y para dar el visto bueno, dos conejillos de Indias de plena confianza, Ana Mobley y Jean Cité ( joder Juan, no se como llamarte). Y las fotos, gentileza suya por supuesto.
El resultado, preguntadselo a ellos.
Telegraficamente, os describo el plato...
Lo primero, elaborar un aceite iberico con tocino de jamón. Retiramos el tocino arrugadito y lo reservamos. Sobre la grasa de ibérico, salteamos la seta, a fuego vivo, con dos c...., que dore, mojamos con un caldo de verduras y al horno 7 minutos a 200 grados. Retiramos la seta y la cubrimos con una loncha de orgullo ibérico. 30 segundos al microondas y veis el percal, el jamón un poco arrugado, sudando sobre la orejita. El caldo de que era de verduras, ahora es de jamón del bueno, lo colamos y lo texturizamos con una punta de xantana. Quietos hasta ver...voy muy rápido????
Alguien, en la cocina dice...y un huevo trufado??? Bingo, la cuadratura del círculo. El plato está terminado, ahora a emplatar...
Plato hondo, a un lado, la tremella salteda con el jamón arrugadito, otro trocito de seta y una loncha de orgullo a temperatura ambiente, sobre ÉL, el tocino arrugadito. del otro lado, la modestia, el huevo, convertido en Dios, gracias al tartufo bianco, y por último, el glorioso caldo de verduras reconvertido al lujo del ibérico, en una jarrita.
El resultado final, en las fotos...se me saltan las lágimas.
CON TODO MI CARIÑO, DEDICADO A DOS PERSONAS MUY ESPECIALES...
MI MUJER, MARTA, Y DAVID MONAGUILLO. LARGA VIDA PARA AMBOS!!!















3 comentarios:

  1. Vaya pedazo de seta!! Me has dejado patidifusa con el descubrimiento de Marta...Formais un gran equipo. No sabía lo de la tiendecilla..Cuando vuelva por esos lares ya me dices donde está.Me vuelve loca lo asiatico.
    Te ha quedado fantástico el plato.
    Un besazo desde levante.

    ResponderEliminar
  2. viva la madre que te pario!!!! asi de alto y asi de clarooooooooo!!! El martes con dos copas sonaba bien, pero viendolo la cosa ya es de lagrimones como aguacates hass... :)

    Y muchisimas gracias por la dedicatoria....!!!

    Ahhh y cada dia tengo mas claro que lo de estos chinos clama al cielo....!!! Yo creo que le voy a ir a hacer un report :D

    ResponderEliminar
  3. Leyéndolo, logras que deseemos estar ahí, bien para ayudarte o aprender, a la vez que llenas la mente de sabores que incluso no conoces, lo cual quiere decir, que estas transmitiendo toda esa pasión y por tanto, eso tiene que estar de muerte. Enhorabuena.

    ResponderEliminar